Vergüenza

Silueta de mujer sentada en un campo, con la cabeza entre las manosLa experiencia devergüenza—Un sentimiento de ser indigno, malo o equivocado— puede ser extremadamente incómodo. La vergüenza tiene el potencial de cambiar la forma en que nos vemos a nosotros mismos y puede llevar a una vida social, profesional y duradera. dificultades sexuales .



La palabra 'vergüenza' significa cosas diferentes para diferentes personas, aunque vergüenza es diferente de culpa y vergüenza . Por lo general, se entiende que la culpa implica sentimientos negativos sobre un acto que uno ha cometido, mientras que la vergüenza se refiere a una reacción social. La vergüenza, por otro lado, implica sentimientos negativos sobre uno mismo, y aunque una persona puede ser avergonzada por sus compañeros o por la sociedad en general, la vergüenza también se puede experimentar en secreto.

La vergüenza no resuelta puede llevar a sentimientos de depresión , ansiedad y bajo autoestima . La vergüenza también puede ser un síntoma de algunos diagnósticos de salud mental, como la dismorfia corporal, o el producto de una experiencia traumática, como una violación o una agresión sexual.



Vivir con vergüenza, independientemente del origen de la vergüenza, puede ser una experiencia solitaria y desmoralizante. La terapia puede ayudar abordando la causa subyacente. Cuando la vergüenza se debe a una fechoría pasada, el terapeuta adecuado puede ayudar a una persona a enmendarse o seguir adelante.

Vergüenza: una emoción universal



La mayoría de las investigaciones sugieren que personas de todas las culturas, entornos y regiones geográficas experimentan vergüenza. La investigación sobre las expresiones faciales incluso sugiere que las expresiones asociadas con la vergüenza y la culpa son ampliamente reconocibles, incluso entre las personas que ven imágenes de personas de culturas muy diferentes.

Los factores culturales juegan un papel importante en la forma en que una persona experimenta la vergüenza y en qué experiencias es probable que la induzcan. Por ejemplo, en las culturas colectivistas, una persona puede experimentar vergüenza debido a las acciones de otra persona. Un estudio de 1998 encontró que, en comparación con los estudiantes universitarios estadounidenses, los estudiantes universitarios chinos experimentaron niveles más altos de vergüenza cuando un hermano fue sorprendido haciendo trampa.

En muchas culturas, la vergüenza pública se utiliza como una forma de controlar o castigar el comportamiento. El miedo a avergonzarse a uno mismo oa su familia puede influir en la decisión de las personas de obedecer la ley, tratar a los demás de manera justa o trabajar duro. Más recientemente, la vergüenza pública se ha movido en línea. Las empresas pueden enfrentar una avalancha de comentarios negativos en respuesta a comentarios políticos o religiosos. En 2015, un dentista recibió miles de críticas negativas, amenazas y comentarios hostiles en sus redes sociales después de matar a un amado león.



Las investigaciones muestran constantemente que la vergüenza puede tener efectos catastróficos en la salud mental y el comportamiento. Los sentimientos de vergüenza se han relacionado con acciones y gestos suicidas. La vergüenza también puede disuadir a las personas de buscar tratamiento por problemas de salud mental o hacer que sea difícil disculparse por las malas acciones.

¿De dónde viene la vergüenza?

La experiencia de la vergüenza puede ser profundamente desagradable. Las personas que experimentan vergüenza se sienten impresionadas por la abrumadora creencia de que, a diferencia de sus acciones o sentimientos, son malas. En algunas personas, esto puede inspirar un cambio de comportamiento. En otros, la vergüenza puede ser paralizante.

La vergüenza tiene muchas fuentes. A veces, una persona está plagada de sentimientos de vergüenza sin una causa clara. Esto es más común entre personas con diagnósticos de salud mental. Algunos estudios han relacionado condiciones como la depresión o la ansiedad social con la vergüenza. Porque las condiciones de salud mental permanecen estigmatizado , una persona que experimenta vergüenza debido a una afección de salud mental puede sentirse continuamente más avergonzada de sí misma y de su afección, lo que agrava los síntomas y dificulta la búsqueda de ayuda.



Algunas otras causas comunes de vergüenza incluyen:

  • Normas culturales.Muchas culturas estigmatizan ciertas interacciones sexuales, como el sexo homosexual o el sexo entre personas no casadas. Las personas que transgreden estas normas culturales pueden sentirse avergonzadas. En las culturas colectivistas, algunas personas sienten vergüenza cuando sus seres queridos violan las normas culturales o morales.
  • Problemas de autoestima.Las personas con baja autoestima pueden tener problemas con los sentimientos de vergüenza incluso cuando no pueden señalar una fuente específica de vergüenza.
  • Condicionamiento religioso.Muchas religiones instan a las personas a sentir vergüenza por violar las prescripciones religiosas. Algunos usan la vergüenza para “inspirar” a la gente a hacerlo mejor.
  • Trauma y abuso.Personas que experimentan trauma y abuso a menudo experimentan vergüenza. El abuso sexual infantil es una causa común de vergüenza en la edad adulta, especialmente entre los adultos que se sienten avergonzados por sus experiencias de abuso. Algunas familias abusivas avergüenzan a los miembros que establecen límites claros o que llaman al abuso lo que es. Gaslighting —Intentar convencer a alguien de que sus percepciones son incorrectas— puede llevar a la vergüenza.

La investigación sobre la demencia frontotemporal, que hace que las personas se involucren en un comportamiento socialmente inapropiado, ofrece una idea de los orígenes cerebrales de la vergüenza. El cíngulo anterior pregenual derecho está dañado en esta forma de demencia. Otros estudios también sugieren que esta región del cerebro juega un papel en la vergüenza. Entonces, es posible que esta región del cerebro de alguna manera juegue un papel en los sentimientos de vergüenza.

Experimentar la vergüenza

Aunque los términos “vergüenza” y “culpa” a veces se usan indistintamente, la mayoría de las investigaciones sobre estas emociones han descubierto que son experiencias distintas. Un estudio, por ejemplo, encontró que las experiencias de culpa y vergüenza diferían en numerosas dimensiones, incluida la autoconciencia, el autocontrol, la inferioridad, la expectativa de castigo y el sentido de alienación de una persona de los demás.

Aunque la sabiduría popular sugiere que es más probable que la vergüenza suceda con transgresiones públicas, un estudio de 1996 socava esta afirmación. Los investigadores pidieron a 182 estudiantes universitarios que describieran experiencias de culpa, vergüenza y vergüenza. Descubrieron que la vergüenza no era más común en contextos públicos que la culpa. Además, los estudiantes a menudo informaron sentir vergüenza y culpa cuando estaban solos.

La vergüenza puede durar un breve tiempo o puede ser una experiencia central del yo. Para algunas personas, los sentimientos de vergüenza pueden comenzar en la niñez y continuar hasta la edad adulta. Estas personas pueden ser conscientes de esos sentimientos. Otros pueden no ser conscientes de su vergüenza y esconderla bajo comportamientos como adiccion , ira o narcisismo . Algunas personas responden a la vergüenza participando en autolesiones .

Vivir con vergüenza puede ser doloroso y difícil, ya que puede evitar que las personas satisfagan sus necesidades básicas, como el mantenimiento de la autoestima, la esperanza en el futuro, la amistad y la intimidad, la productividad y el amor.

Los estudios sobre la vergüenza encuentran consistentemente que esta emoción puede jugar un papel en suicidio . Las personas que se sienten culpables pueden tener la capacidad de actuar para superar su culpa. Asimismo, la vergüenza es a menudo un estado transitorio. Pero la vergüenza afecta fundamentalmente el sentido de sí mismo de una persona y puede desencadenar o empeorar los pensamientos suicidas.

Una investigación publicada en 2017 encontró que los estudiantes universitarios ven la vergüenza como un factor de riesgo de suicidio. Más de 1,000 estudiantes universitarios leyeron una viñeta en la que una persona sintió vergüenza o culpa por una experiencia traumática. Los estudiantes que leyeron la viñeta de la vergüenza tenían más probabilidades de relacionar el trauma descrito con pensamientos suicidas.

¿Qué es avergonzar?

Vergüenza es un intento de hacer que otra persona se sienta avergonzada. La vergüenza apunta a quién es una persona, no a lo que hace. Decirle a un niño que es malo es un acto de vergüenza. La vergüenza a veces también apela a normas religiosas o sociales. Hablar públicamente de las fechorías de una persona suele ser un intento de avergonzarla.

La culpabilidad, por el contrario, se centra en un solo acto. Un padre que intente culpar a su hijo podría sermonear al niño sobre lo herido que está por la vida de un niño.

Referencias:

  1. Crowder, M. K. y Kemmelmeier, M. (2017). Diferencias culturales en la vergüenza y la culpa como razones comprensibles para el suicidio.Informes psicológicos, 121(3), 396-429. Obtenido de http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0033294117728288
  2. Stipek, D. (1998). Diferencias entre estadounidenses y chinos en las circunstancias que evocan orgullo, vergüenza y culpa.Revista de psicología transcultural, 29(5), 616-629. Obtenido de http://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0022022198295002
  3. Tangney, J. P., Miller, R. S., Flicker, L. y Barlow, D. H. (1996). ¿Son la vergüenza, la culpa y la vergüenza emociones distintas?Revista de personalidad y psicología social, 70(6), 1256-1269. Obtenido de http://psycnet.apa.org/record/1996-01769-013
  4. Weir, K. (2012, noviembre). Una emoción compleja. Obtenido de http://www.apa.org/monitor/2012/11/emotion.aspx
  5. Wicker, F. W., Payne, G. C. y Morgan, R. D. (1983). Descripciones de los participantes sobre la culpa y la vergüenza.Motivación y Emoción, 7(1), 25-39. Obtenido de https://link.springer.com/article/10.1007/BF00992963