Pero

Hombre camina perro en camino al atardecer



Problemas de hombrespuede referirse a una serie de preocupaciones que pueden afectar la salud mental o física de los hombres y que pueden hacer que busquen terapia. Estadísticamente, los hombres no suelen buscar terapia en grandes cantidades. Cuando lo hacen, generalmente informan los mismos tipos de preocupaciones que podrían llevar a cualquier persona a buscar terapia, como depresión, estrés, ansiedad y preocupaciones de relación .

Algunos profesionales de la salud mental puede ofrecer servicios de asesoramiento adaptados a cuestiones especialmente relevantes para los hombres.



Estadísticas de salud mental masculina

Según una encuesta reciente de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA), el número de hombres que buscan tratamiento por problemas de salud mental es significativamente menor que el número de mujeres con problemas de salud mental que buscan y utilizan los recursos disponibles. La investigación también muestra que:

  • Más del 14% de los hombres estadounidenses experimentan algún tipo de problema de salud mental, y más del 3% de los hombres enfrentan graves problemas de salud mental.
  • Mientras que más del 72% de las mujeres con diagnóstico depresión obtener atención profesional, solo el 60% de los hombres con depresión buscan tratamiento.
  • En 2012, los hombres estadounidenses tenían menos probabilidades que las mujeres estadounidenses de utilizar servicios de salud mental ambulatorios (5% frente a 9%) y menos probabilidades de usar medicamentos recetados (9% frente a 16%) para los problemas de salud mental experimentados en los últimos 12 meses .
  • La tasa de suicidio de los hombres es cuatro veces mayor que la de las mujeres, a pesar de que la mayoría de las investigaciones muestran tasas más bajas de depresión en los hombres que en las mujeres.
  • Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la tasa de suicidio de los hombres blancos de 85 años o más es más alta que la de cualquier otro grupo demográfico de los Estados Unidos.
  • Los hombres homosexuales y bisexuales tienen un mayor riesgo de problemas de salud mental en comparación con los hombres heterosexuales.
  • Los hombres afroamericanos tienen más probabilidades de experimentar un crimen violento que los hombres blancos, lo que puede aumentar su probabilidad de desarrollar estrés postraumático (TEPT).
  • Los hombres mayores de 50 años tienen más probabilidades de buscar ayuda para problemas de salud mental que los hombres entre las edades de 18 y 25.



Algunos profesionales de la salud mental creen que ciertas normas sociales y culturales, así como creencias rígidas sobre la masculinidad, pueden impedir que los hombres busquen ayuda. Los hombres también pueden tener más dificultades para confiar o abrirse a un terapeuta, un proceso que es necesario para discutir problemas personales.

El estigma que rodea a los hombres que piden ayuda también puede hacer que los hombres sean más reacios a buscar tratamiento de salud mental. Es posible que los hombres no denuncien cuando son víctimas de violencia de pareja o agresión sexual porque temen que no se les crea, que se minimice su experiencia o que se les avergüence por lo que les sucedió.

Los problemas de salud mental también pueden manifestarse de manera diferente en los hombres que en las mujeres, lo que hace que los problemas de salud mental se ignoren y no se traten. Los hombres pueden minimizar o no reconocer su propio dolor emocional, provocando que se acumule en formas que pueden conducir a problemas de salud física. Los hombres suelen ser más propensos a exteriorizar el dolor emocional o un problema de salud mental al mostrar enojo o agresión o participar en comportamientos de alto riesgo. Esto puede llevar a que se acuse a los hombres de simplemente “actuar mal” en lugar de que se les ofrezca tratamiento y apoyo de salud mental.

Los hombres y el abuso de sustancias



Los estudios muestran que hombres y mujeres se ven afectados por abuso de sustancias de diferentes formas. Los hombres son mucho más propensos a abusar del alcohol, beber en exceso y morir por sobredosis de opioides recetados. A partir de los 18 años, los hombres tienen casi el doble de la tasa de dependencia de sustancias que las mujeres. Los hombres adictos a la marihuana son más propensos a comportamientos antisociales que las mujeres y tienen más probabilidades de tener otro trastorno por uso de sustancias. Los hombres también pueden recibir tratamiento por abuso de sustancias con más frecuencia a través del sistema de justicia penal que buscarlo a través de un proveedor de atención de salud mental.

¿Qué causa el abuso de sustancias y la adicción en los hombres? Se cree que contribuyen muchos factores, entre ellos la edad, el nivel educativo y la situación laboral. La salud mental es otro factor clave que contribuye al abuso de sustancias en los hombres. La depresión es una causa común de abuso de sustancias en los hombres, pero puede manifestarse como enojo, cansancio o problemas para dormir en lugar de una profunda tristeza o culpa.

Suicidio masculino

Los problemas del hombre suicidio y la prevención del suicidio para los hombres se están convirtiendo en una parte importante para abordar la salud mental de los hombres. En 2016, 7 de cada 10 suicidios fueron cometidos por hombres blancos. Algunas investigaciones indican que el riesgo de suicidio es mayor para los hombres de mediana edad. En los Estados Unidos, los hombres blancos tienen la tasa de suicidio más alta, mientras que los hombres nativos americanos tienen la segunda más alta. El suicidio masculino también se ha convertido en una preocupación creciente en el Reino Unido, especialmente entre los hombres menores de 45 años.



Los investigadores y los profesionales de la salud mental todavía están tratando de identificar qué está contribuyendo a las altas tasas de suicidio en los hombres. Una lista de posibles factores que contribuyen al suicidio masculino incluye:

  • Falta de tratamiento de salud mental para hombres: Es más probable que los hombres enmascaren sus problemas o emociones negativas para evitar “sobrecargar” a sus seres queridos o amigos.
  • Factores económicos: Las investigaciones indican que los hombres desempleados o recientemente desempleados pueden tener más sentimientos de falta de propósito o comenzar a creer que no son necesarios, lo que puede aumentar su riesgo de suicidio.
  • Roles de género masculino: Los sentimientos de no poder proteger o mantener a su familia pueden contribuir a sentimientos de desesperanza y vergüenza que conducen al suicidio.
  • Acoso: En el caso de los hombres jóvenes en particular, ser acosados ​​en persona o en línea por sus compañeros puede, en algunos casos, llevar a la víctima del acoso al suicidio.
  • Problemas de relación: Los problemas continuos con las relaciones íntimas pueden contribuir al suicidio masculino, ya que los estudios muestran que los hombres a menudo dependen más de sus parejas para el apoyo emocional que las mujeres.
  • Aislamiento y depresión: El aislamiento social a menudo conduce a problemas de salud mental como la depresión, que pueden volverse graves y llevar al suicidio si no se tratan.

Si está luchando con fuertes sentimientos de vergüenza, desesperanza o falta de propósito, es de vital importancia busca ayuda . Un terapeuta o consejero autorizado puede ayudar a las personas a abordar, trabajar y resolver esos sentimientos. Cuando las personas pueden abordar los sentimientos que pueden conducir al suicidio, también pueden comenzar a encontrar soluciones y descubrir nuevos caminos para avanzar hacia el futuro.

Desafíos relacionados con la paternidad

La paternidad, aunque a menudo es una gran fuente de alegría, puede ser causa de estrés y ansiedad. A medida que los niños crecen, los padres pueden enfrentar diferentes problemas relacionados con la crianza de los hijos. Posibles fuentes de estrés podría incluir:

  • Licencia de paternidad limitada. Algunos padres pueden desear pasar más tiempo con el recién nacido y experimentar frustración porque no pueden apoyar a su pareja tanto como quisieran.
  • Dificultades financieras debido al aumento de los costos médicos y de alimentos y otros gastos. Estos también pueden poner estrés en la relación del padre con cualquier pareja.
  • Priorización de las necesidades del recién nacido, lo que generalmente deja menos tiempo para que la pareja se concentre en su relación.
  • Falta de sueño, que puede agravar los problemas de salud mental.
  • La depresión posparto paterna, que puede ocurrir en 4 a 25% de los hombres y se asemeja mucho a los criterios de diagnóstico para la depresión posparto materna.

Los padres juegan un papel importante en la vida de sus hijos. Las investigaciones indican que un mayor tiempo entre padre e hijo reduce el riesgo de que un niño desarrolle problemas de abuso de sustancias. Muchos estudios muestran que los padres, al igual que las madres, pueden influir enormemente en el desarrollo infantil. Se demostró que el estrés y los problemas de salud mental en los padres tienen un impacto negativo en el comportamiento y las habilidades sociales del niño.

Actualmente, algunos padres informan que los tribunales de familia reciben un trato sesgado al pasar por el proceso de divorcio . Si bien las funciones de los cuidadores han cambiado drásticamente en muchas familias estadounidenses desde 1970, las leyes estatales con respecto a la custodia no lo han hecho, y aún es más probable que consideren a la madre como la principal o única cuidadora de los niños. Algunos argumentan que esto ha provocado que los padres se separen de sus hijos cuando desean seguir siendo un cuidador activo de sus hijos. Debido al temor de que el sistema de tribunales de familia pueda separarlos de sus hijos, algunos padres mantienen relaciones infelices para evitar los riesgos de divorcio.

¿Qué es la masculinidad tóxica?

La masculinidad tóxica se define con mayor frecuencia como creencias dañinas sobre la naturaleza de la masculinidad y las características de comportamiento de la masculinidad. Estas creencias pueden alimentar el miedo de un hombre a la castración si decide buscar apoyo para la salud mental. Los rígidos estándares a los que la masculinidad tóxica suele imponer a los hombres pueden hacer que el concepto de masculinidad sea más frágil que flexible y robusto. Algunos ejemplos de creencias relacionadas con la masculinidad tóxica incluyen:

  • Tener más sexo hace a alguien más masculino.
  • Ser más agresivo o físicamente enérgico significa que alguien es más 'varonil'.
  • Ser emocionalmente vulnerable o reconocer las propias emociones es un signo de debilidad o feminidad.
  • Una persona no es un 'hombre de verdad' a menos que pueda mostrar cierto nivel de fortaleza física y mental.

La masculinidad tóxica a menudo comienza a echar raíces durante la niñez. A los niños se les puede enseñar que no es apropiado que muestren o hablen sobre emociones negativas como la tristeza o el miedo; mientras tanto, se les permite mostrar ira o agresión. Esto puede ayudar a explicar por qué los problemas de salud mental en los hombres pueden manifestarse como ira.

A veces, se espera y se anima a los niños a que prefieran ciertos juguetes o colores y que realicen actividades específicas. Los niños que expresan preferencias diferentes o que intentan realizar actividades consideradas femeninas pueden ser desanimados, redirigidos o, en algunos casos, burlados suavemente. Este comportamiento puede estar relacionado con homofobia y transfobia o miedo a que un niño no 'se convierta en un hombre'.

La preferencia de un niño por el color púrpura sobre el color verde o su inclinación por tomar clases de ballet en lugar de jugar al fútbol no necesariamente indica orientación sexual , identidad de género o masculinidad en la edad adulta. A medida que un número cada vez mayor de padres y educadores comprenden y aceptan esto, los niños pueden desarrollar menos problemas de salud mental relacionados con la represión de partes sanas de sí mismos.

Creencias culturales sobre la masculinidad

Hoy en día, un número creciente de psicólogos, científicos investigadores y otros expertos contribuyen a nuestra comprensión psicológica e interpersonal de los hombres. Campos como la antropología y la ciencia moderna del cerebro se unen, a menudo a través del estudio de la teoría de la masculinidad, para ayudar a los hombres a definirse a sí mismos de maneras distintas a las ideas previamente concebidas de masculinidad, como el 'hombre macho' estereotipo . Otros estereotipos similares, que a menudo han sido estándares culturales durante el siglo XX, todavía afectan comúnmente el comportamiento masculino en la actualidad.

Una mayor comprensión del comportamiento humano temprano y los hallazgos recientes de la ciencia moderna del cerebro han ayudado a crear una comprensión más profunda de algunas emociones, comportamientos y atributos que pueden ser particulares de algunos hombres. Este conocimiento puede ayudar a facilitar la comprensión de ciertas acciones, pensamientos y sentimientos que es más probable que experimenten los hombres, especialmente aquellos que se relacionan con las ideas culturales tradicionales de masculinidad.

Algunas investigaciones afirman que los estereotipos de los hombres como 'protectores', que se ven con frecuencia en la literatura, el cine, la televisión, etc., han contribuido al desarrollo de creencias nocivas y problemas de salud mental en los hombres. En los últimos años, muchos ven estas ideas como problemáticas, y varios normas sociales y las expectativas culturales están cambiando. Algunos hombres pueden encontrar útil profundizar su comprensión de las creencias dañinas sobre la masculinidad que dañan su salud mental. La comprensión social actual de la masculinidad también puede hacer que sea más difícil para los hombres recibir atención cuando intentan hablar sobre un problema de salud mental o buscar ayuda.

Percepciones históricas de la masculinidad

La psicología masculina y los métodos de terapia diseñados específicamente para hombres son relativamente nuevos. A lo largo de la historia de la humanidad, los hombres han sido definidos con frecuencia por roles distintos como cazadores, guerreros y proveedores de sus familias, tribus y comunidades. Los roles de los hombres en estos sistemas rara vez fueron cuestionados o debatidos y generalmente no fueron psicoanalizados. Pioneros líderes en los campos de la psicología y la psiquiatría, como Sigmund Freud , el fundador de psicoanálisis y la psicología moderna, tenían poco que decir sobre una psicología masculina distinta.

Muchas culturas dominadas por hombres pueden haber dado a los hombres un estatus más alto que las mujeres. Los gobernantes masculinos y los líderes militares, así como las empresas, iglesias y sociedades dirigidas principalmente por hombres, han contribuido significativamente a las expectativas culturales y sociales de los hombres. Hoy en día, el poder que los hombres tienen en la sociedad a menudo se ve a través del lente de la masculinidad hegemónica, que es un término para la subordinación de la feminidad a la masculinidad.

Referencias:

  1. Comunidades afroamericanas y salud mental. (Dakota del Norte.). Obtenido de https://www.letserasethestigma.com/african-american-communities
  2. Ballas, P. y Nelson, G. A. (sin fecha). Hombres y enfermedad mental. Obtenido de https://www.urmc.rochester.edu/encyclopedia/content.aspx?contenttypeid=1&contentid=4565
  3. En cifras: hombres y depresión. (2015).Monitor de Psicología.Obtenido de http://www.apa.org/monitor/2015/12/numbers.aspx
  4. Clemens, C. (2017, 11 de diciembre). Lo que queremos decir cuando decimos 'masculinidad tóxica'. Obtenido de https://www.tolerance.org/magazine/what-we-mean-when-we-say-toxic-masculinity
  5. Donaldson, M. (1993). ¿Qué es la masculinidad hegemónica? Obtenido de https://ro.uow.edu.au/cgi/viewcontent.cgi?referer=https://www.google.com/&httpsredir=1&article=1149&context=artspapers
  6. Eaton, N. (18 de agosto de 2011). Un estudio encuentra diferencias de sexo en las enfermedades mentales. Obtenido de http://www.apa.org/news/press/releases/2011/08/mental-illness.aspx
  7. Evaluación de las necesidades de tratamiento de un individuo: adicción entre los hombres. (Dakota del Norte.). Obtenido de https://sunrisehouse.com/addiction-demographics/men
  8. Fifield, J. (15 de marzo de 2016). ¿Más tiempo para los papás? Los estados sopesan los cambios a las leyes de custodia. Obtenido de http://www.pewtrusts.org/en/research-and-analysis/blogs/stateline/2016/03/15/more-time-for-dads-states-weigh-changes-to-custody-laws
  9. ¿Cómo afectan la depresión y el abuso de sustancias a los hombres de manera diferente que a las mujeres? (Dakota del Norte.). Obtenido de https://www.drugrehab.us/news/how-does-depression-and-substance-abuse-impact-men-differently-than-women
  10. Infografía: salud mental para hombres. (Dakota del Norte.). Mental Health America. Obtenido de http://www.mentalhealthamerica.net/infographic-mental-health-men
  11. Kim, P. y Swain, J. E. (2007). Papás ​​tristes: Depresión paterna posparto.Psiquiatría (Edgmont), 4(2), 35-47. Obtenido de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2922346
  12. Nelson, G. (Ed.). (Dakota del Norte.). Hombres y enfermedad mental. Obtenido el 19 de octubre de 2015 de https://www.urmc.rochester.edu/encyclopedia/content.aspx?ContentTypeID=1&ContentID=4565
  13. Resultados de la encuesta nacional de 2012 sobre el uso de drogas y la salud: hallazgos de salud mental. (2012). Asociación de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias. Obtenido de http://www.samhsa.gov/data/sites/default/files/2k12MH_Findings/2k12MH_Findings/NSDUHmhfr2012.htm
  14. Estadísticas de suicidio. (Dakota del Norte.). Fundación Estadounidense para la Prevención del Suicidio. Obtenido de https://afsp.org/about-suicide/suicide-statistics
  15. Tsui, V. y Cheung, M. (2010, 13 de julio). Búsqueda de ayuda entre hombres víctimas de abuso de pareja: tiempos difíciles para los hombres.Revista de psicología comunitaria, 6(38), 769-780. doi: 10.1002 / jcop.20394
  16. Comprensión del suicidio: suicidio masculino en el Reino Unido. (Dakota del Norte.). Obtenido de https://www.caba.org.uk/help-and-guides/information/understanding-suicide-male-suicide-uk
  17. Vallotton, C. y Henlon, A. (2016, 14 de julio). Los papás juegan un papel clave en el desarrollo infantil. Obtenido de https://msutoday.msu.edu/news/2016/dads-play-key-role-in-child-development