Es para ti, no para ellos: perdona para ayudarte a curarte

Dos manos extendidas se muestran al atardecer. Una mano está llena de pequeñas flores y la otra mano alcanza para elegir una.La curación de las heridas emocionales es un proceso de autoexploración, uno que puede proporcionar un sinfín de beneficios sin importar en qué etapa de la vida se encuentre. Resentimiento y autodesprecio puede dejar cicatrices si se deja supurar. Perdón es el mejor antídoto para esta toxicidad, ya sea pedirle a alguien que te perdone, perdonar a alguien que te ha lastimado o perdonarte a ti mismo.

Antes de comenzar este viaje de sanación, es importante saber que el perdón no es lo mismo que limpiar la pizarra. 'Perdonar' y 'olvidar' no son útiles juntos. Para seguir adelante, debes reconocer la verdad de lo que sucedió. Cuando reconoces lo que sucedió y aceptas que no puedes cambiar el pasado, encuentras la motivación para hacer algo de valor por ti mismo: perdonar y sanar.



Expresar su perdón directamente a la persona que lo lastimó no siempre es necesario o posible. Perdonar a alguien es para tu beneficio, no para el de ellos. El proceso de perdón y la liberación de pensamientos y sentimientos que lo han mantenido atado al pasado se puede realizar sin la participación de la otra persona. El perdón te permite dejar ir el arrepentimientos o resentimientos que consumen su valiosa energía.



Encuentra un terapeuta

Búsqueda Avanzada

Antes de poder perdonar, es importante experimentar plenamente y dejar salir los sentimientos vinculados a la herida emocional: enfado , tristeza , vergüenza , temor , etc. A veces, escribir una carta expresando cómo se siente puede ayudarlo a dejar de lado las emociones negativas. No es necesario que envíe la carta por correo. Quemarlo puede sentirse mejor.

Perdonarse a sí mismo puede ser más difícil que perdonar a otra persona. Requiere reconocer lo que hizo y reconocer el daño que le hizo a usted mismo oa los demás. Para que el perdón funcione, debe reconocer que cometió un error, o muchos de ellos, y comprender que si hubiera sabido entonces lo que sabe ahora, habría hecho las cosas de manera diferente.



Como dicen, la retrospectiva es 20/20. Las situaciones y las respuestas adecuadas a ellas siempre son más claras cuando se mira hacia atrás. Lo mejor que puede hacer es aceptar lo que sucedió y aprovechar al máximo la situación en la que se encuentra ahora. Atención plena puede ser útil para explorar por qué hizo lo que hizo. Gratitud también puede ser útil porque le permite avanzar hacia el cambio. La expiación, enmendar a la persona que lastimaste oa su representante simbólico, es una forma poderosa de avanzar hacia el perdón a ti mismo.

Si adopta una actitud realista sobre las debilidades e imperfecciones de los seres humanos, es posible que se sienta más cómodo perdonándose a sí mismo y a los demás. La gente comete errores. Operamos en base a nuestras propias experiencias y visiones del mundo. Todos somos un lío de emociones y genética.

Si adopta una actitud realista sobre las debilidades e imperfecciones de los seres humanos, es posible que se sienta más cómodo perdonándose a sí mismo y a los demás. La gente comete errores. Operamos en base a nuestras propias experiencias y visiones del mundo. Todos somos un lío de emociones y genética.



Al considerar si perdonar a alguien, puede ser útil considerar sus experiencias de vida. Esto no significa excusarlos por lo que hicieron. Pero cuanto más sepa acerca de las fuerzas que llevaron a las decisiones y acciones de alguien hacia usted, más claramente podrá ver la imperfección inherente del ser humano.

Por ejemplo, digamos que su padre dejó a su familia cuando usted era joven y acaba de recibir una carta de él pidiéndole perdón. ¿Conocer las fuerzas que impulsaron sus acciones —su abandono por parte de su propio padre, su corta edad cuando te tuvo, su alcoholismo— excusaría su acción? No, pero podría hacer más fácil ver su humanidad y perdonarlo. Compasión y fronteras tampoco son mutuamente excluyentes. Puedes decir tanto 'Te perdono' como 'No te quiero en mi vida'.

Para perdonarse a sí mismo y a los demás, trate de suavizar su postura sobre el ser humano y comprenda que las personas son falibles. Pero también reconozca que cuando las personas saben más, tienden a hacerlo mejor. La autoexploración que conduce a la curación contiene mucho aprendizaje para conocer mejor.

Dejar ir los resentimientos y los arrepentimientos, en otras palabras, practicar el perdón, requiere aprender y encontrar un significado en sus heridas emocionales. Puedes trascender el sufrimiento si le das sentido a tu dolor y aprendes lo que tiene que enseñarte. Puedes mejorar por haberlo soportado, pero primero debes atravesarlo. Tienes que aceptar, experimentar, procesar y liberar para sanar y salir más fuerte. Como nos dice el autor Haruki Murakami, 'Cuando salgas de la tormenta, no serás la misma persona que entró. De eso se trata esta tormenta'.

Si estás luchando con el perdón, contacta a un terapeuta compasivo quién puede ayudar.

Copyright 2018 estilltravel.com. Todos los derechos reservados. Permiso para publicar otorgado por Andrea Brandt, PhD, MFT , terapeuta en Santa Mónica, California

El artículo anterior fue escrito únicamente por el autor mencionado anteriormente. Los puntos de vista y opiniones expresados ​​no son necesariamente compartidos por estilltravel.com. Las preguntas o inquietudes sobre el artículo anterior pueden dirigirse al autor o publicarse como un comentario a continuación.

  • 2 comentarios
  • Deja un comentario
  • Sasha

    12 de julio de 2018 a las 19:03

    Gracias por esta publicación. Es muy inspirador.

  • Andrea Brandt

    Andrea Brandt

    1 de agosto de 2018 a las 13:05

    ¡De nada!