Cómo cambiar un mal hábito en 10 sencillos pasos

La persona mira el desorden en la habitación con un balde de productos de limpieza, listo para limpiarRecuerde esas resoluciones de Año Nuevo que hizo durante las vacaciones, las de cambiar mal hábitos ?

¿Cómo te va?



Adquirir el hábito de hacer algo diferente puede ser increíblemente difícil, pero es posible. Aquí hay 10 principios rectores que le ayudarán a que sus cambios sean exitosos.



1. Defina lo que quiere hacer de manera diferente.

¿Es dejar algo? ¿Empezando algo? Sé tan detallista como puedas. Por ejemplo, es posible que desee tener una casa más limpia. ¿Qué significa exactamente una casa más limpia? ¿Mantiene los mostradores limpios y los platos lavados? ¿Significa fregar los pisos todas las semanas? ¿Todos los días? Si desea disminuir la cantidad de alcohol que consume, ¿qué implica eso? ¿Se limita a tomar dos o menos tragos por noche? ¿Una semana? ¿Un mes? Cuanto más específico puedas ser, mejor. Defina claramente su objetivo.

Encuentra un terapeuta

Búsqueda Avanzada

2. Especifique por qué hace lo que hace.

Si ve demasiado Netflix, ¿es porque se siente cansado por la noche? ¿Lo usa como un escape emocional cuando siente Deprimido ? Si estás intentando dejar de fumar , ¿enciendes porque tus amigos lo hacen o fumas automáticamente cuando te subes al auto? Saber por qué se involucra en comportamientos es fundamental para saber cómo cambiarlos.



3. Comprenda por qué ya no quiere hacerlo.

¿A tus hijos les da vergüenza invitar a sus amigos porque tu casa es un desastre? Tiene su Bebiendo convertido en un problema porque su cónyuge se ha dado cuenta o porque usted tiene un DUI? Considere cómo cambiar su mal hábito afectará su vida para mejor.

4. Haga su plan.

Divida el plan en pequeños pasos. Para un hogar más limpio, esto podría significar comenzar con una actividad a la vez. La primera semana, asegúrese de hacer su cama. La próxima semana, puede agregar la aspiradora tres veces. Por beber menos, podría significar deshacerse de la mayor parte o de todo el alcohol en su hogar o dejar de beber cuando está solo. Dejar “de golpe” funciona para algunos pero no para todos.

5. Sea paciente.

Piense en el cambio en términos de un viaje, un proceso a largo plazo que a veces es más directo y rápido que en otras ocasiones. Es posible que haya escuchado que solo toma 21 días formar un hábito positivo o controlar un hábito negativo. Eso no es del todo exacto. Según un estudio de 2010, el éxito puede tardar entre 18 y 254 días. Valor paciencia .



No vea los contratiempos como una razón para dejar de fumar. Véalos como parte del proceso. A veces son dos pasos hacia adelante, un paso hacia atrás.

6. Anticípese a los contratiempos.

No considere los contratiempos como una razón para dejar de fumar. Véalos como parte del proceso. A veces son dos pasos hacia adelante, un paso hacia atrás. ¿Cuáles podrían ser tus contratiempos? Quizás son vacaciones, actividades después del trabajo o aumento estrés .

7. No te compares con los demás.

Es posible que su hermano haya dejado de fumar en tres días sin ningún efecto negativo, pero esto no significa que sea posible (o saludable) para usted. Cada persona tiene sus propias fortalezas, debilidades y formas de cambiar.

8. Considere qué facilitaría el cambio.

Para alguien que quiere perder peso, no tener comida chatarra en casa puede ayudar. Para alguien que intenta comenzar un plan de ejercicios, podría ser útil llegar a un acuerdo verbal con un amigo para que se rindan cuentas el uno al otro. Otra idea es no frecuentar los lugares donde se involucra en el comportamiento. Ciertas áreas o personas pueden estar disparadores .

9. Celebre los éxitos grandes y pequeños.

Tenga en cuenta y reconozca los cambios que realice durante el proceso. Algunas personas se recompensan a sí mismas en ciertos puntos. Si esperaba asistir a un evento especial o deseaba comprarse algo, este puede ser un buen momento para establecer un incentivo.

10. Busque apoyo.

Esto podría significar encontrar un terapeuta . Puede ser en forma de familiares, amigos o grupos de apoyo en persona o en línea. Una búsqueda rápida en la web puede generar grupos locales y en línea. Habla con amigos y familiares sobre cómo te va y hazles saber si necesitas apoyo adicional.

Los cambios pueden ser difíciles pero de ninguna manera imposibles. ¡Comenta a continuación y cuéntame qué te ha funcionado y qué no!

Referencia:

Lally, P., van Jaarsveld, C. H., Potts, H. W. y Wardle, J. (2010). Cómo se forman los hábitos: Modelando la formación de hábitos en el mundo real.Revista europea de psicología social, 40: 998-1009. doi: 10.1002 / ejsp.674

Copyright 2018 estilltravel.com. Todos los derechos reservados. Permiso para publicar otorgado por Jenise Harmon, LISW-S, terapeuta en Columbus, Ohio

El artículo anterior fue escrito únicamente por el autor mencionado anteriormente. Los puntos de vista y opiniones expresados ​​no son necesariamente compartidos por estilltravel.com. Las preguntas o inquietudes sobre el artículo anterior pueden dirigirse al autor o publicarse como un comentario a continuación.

  • 2 comentarios
  • Deja un comentario
  • Kelly

    28 de junio de 2018 a las 8:53 AM

    Creo que mi problema es que lo único que hago es anticiparme a los contratiempos. No creo que pueda dejar de fumar y ese es el cambio de mentalidad que parece que no puedo superar.

  • Scott

    29 de agosto de 2019 a las 11:22 p.m.

    Kelly, tienes que recordar que no eres tú quien no puede dejar de fumar. Es la nicotina que controla tu cerebro y te hace pensar de esa manera. No quiere que te detengas. Está diseñado para mantenerte enganchado a esa mentalidad. Solo sé valiente y mantente fuerte y tíralos y nunca mires atrás. La irritación y los efectos nauseabundos pueden no ser tan malos como cree. Sin embargo, a veces son horribles. Pero de cualquier manera tírelos y nunca mires atrás. Solo puedes sentirte como una mierda durante un tiempo antes de que los antojos se rindan. Tienes a esta Kelly. ¡Nunca te rindas!