Temor

Mujer ocultando su rostro con las manos en una habitación oscuraTemores una emoción que suele ocurrir cuando percibe una amenaza a su bienestar personal. A veces, puede provocar una acción contra la amenaza. El miedo es una emoción común que experimenta la mayoría de las personas en un momento u otro; se considera una parte normal y natural de la vida.



Sin embargo, el miedo puede llevar a las personas a experimentar una amplia gama de cambios físicos y mentales, y el miedo irracional o intenso puede interferir con la felicidad, la sensación de seguridad y la capacidad de una persona para funcionar con eficacia.

Cuando el miedo es persistente o tiene un impacto negativo en su vida diaria, un terapeuta u otro profesional de la salud mental puede ayudar a abordar este desafío y reducir su miedo.



¿Qué causa el miedo?

Es probable que todas las personas experimenten algún tipo de miedo. Los seres humanos y los animales suelen poseer reacciones de miedo innatas a ciertos estímulos, como ruidos inesperados o fuertes. Algunos de estos estímulos pueden diferir de una persona a otra, aunque algunos temores ocurren con mayor frecuencia en la población general. Por ejemplo, una gran cantidad de personas informan tener miedo a la muerte.



A menudo se aprenden nuevos miedos. Los estímulos que inducen el miedo combinados con objetos o eventos que normalmente no son atemorizantes pueden hacer que se formen nuevos miedos.

Algunos estímulos comúnmente reportados como causantes de miedo incluyen:

  • Hablar en público
  • Volando en un avion
  • Estar solo
  • El desconocido
  • Fracaso
  • Siendo rechazado
  • Confrontación
  • Agresión, violencia o guerra

A fobia , o una reacción de miedo que es desproporcionada al posible peligro, es un tipo de miedo que puede interferir con la capacidad para funcionar. Una fobia puede desarrollarse sin una razón clara, pero también puede desarrollarse después de que una experiencia provoque una fuerte reacción de miedo. La terapia a menudo puede ayudar a las personas superar las fobias .

Los efectos del miedo en el cerebro



La respuesta de una persona al peligro generalmente involucra muchas áreas diferentes del cerebro, pero la investigación en el campo de la psicología ha identificado a la amígdala como fundamental en el procesamiento del miedo. Cuando una persona se enfrenta a una situación potencialmente peligrosa, el amígdala envía señales excitadoras a otras áreas del cerebro para asegurarse de que estas áreas también estén más alerta. La evidencia de la importancia de la amígdala para el procesamiento del miedo se ha destacado en muchos estudios. Cuando monos y ratas con amígdalas dañadas se expusieron a serpientes en un estudio, los animales no demostraron miedo a sus depredadores naturales.

Otro estudio siguió a SM, una mujer con la enfermedad de Urbach-Weithe, una condición que resulta en el encogimiento y endurecimiento de partes del cerebro. En el caso de SM, partes de su amígdala se habían consumido y no sentía miedo cuando se enfrentaba a casas encantadas, arañas grandes o serpientes venenosas. Además, los investigadores encontraron que los eventos que la mayoría encontrarían traumático , como una experiencia pasada de ser amenazada a punta de cuchillo, no se registró en su cerebro como mala o peligrosa, ni en ese momento ni más adelante en la vida.

Si bien la amígdala desempeña un papel fundamental en la activación y el procesamiento del miedo, la investigación encontró que su funcionamiento eficaz no es absolutamente esencial para que una persona experimente miedo. El estudio de 1995 de SM también mostró vías cerebrales alternativas que desempeñaban un papel en el aprendizaje y procesamiento del miedo. SM no demostró signos de miedo cuando se expuso a objetos que inducen miedo, pero sí experimentó un miedo fuerte y pánico cuando se le pide que inhale dióxido de carbono (un gas que causa asfixia). Para los investigadores quedó claro que, si bien los factores externos potencialmente peligrosos no desencadenaron una respuesta de miedo, las amenazas internas a su salud y seguridad hicieron que SM sintiera miedo.

Los efectos físicos y emocionales del miedo



Sin miedo, las posibilidades de supervivencia diaria de un individuo probablemente disminuirían. De esta forma, el miedo puede ser saludable; ayuda a las personas a mantenerse alejadas de situaciones peligrosas o dañinas activando un ' Pelea o vuela ”Respuesta. El miedo a menudo afecta a las personas física y emocionalmente.

El miedo puede hacer que alguien experimente una percepción mejorada del espacio y el tiempo, o puede aumentar sus sentidos de la vista, el oído y el olfato. En situaciones que ponen en peligro la vida, el miedo también puede reducir la capacidad de notar los detalles finos al tiempo que aumenta la capacidad de distinguir objetos grandes o borrosos. Estos ajustes en la percepción pueden aumentar las posibilidades de que una persona sobreviva en una situación peligrosa.

Un ejemplo de cómo el miedo puede afectar la percepción puede ser cuando un campista nota un oso pardo. Es poco probable que el campista se centre en pequeños detalles como marcas específicas u otras características que distinguen al oso. En cambio, el miedo generalmente trabaja para agudizar los sentidos de percepción del campista con el fin de identificar mejor la ubicación y el movimiento del oso, lo que puede ayudar al campista a determinar mejor cómo escapar de la situación peligrosa.

Puede experimentar una variedad de respuestas físicas cuando experimenta miedo, como:

  • Parálisis temporal o latidos cardíacos erráticos
  • Dolor de estómago, dolor de cabeza o náuseas
  • Mareos o desmayos
  • Transpiración
  • Tensión, espasmos o temblores musculares
  • Llorando
  • Tartamudeo
  • Patrones de sueño erráticos
  • Pérdida de apetito
  • Respiración rápida o superficial

Los efectos psicológicos del miedo pueden incluir pensamientos intrusivos o que distraen, pérdida de concentración y confusión. Las personas también pueden experimentar una variedad de efectos emocionales, incluido el terror, ansiedad , ira , desesperación, entumecimiento o impotencia .

Miedo y salud mental

El miedo se ha relacionado con numerosos problemas de salud mental y de comportamiento. Por ejemplo, los problemas de ansiedad generalmente involucran cierta medida de miedo a un evento o suceso futuro. Personas que se aferran a ideas que les asustan y a las personas afectadas por alucinaciones o alucinaciones también puede experimentar altos niveles de miedo. Las personas afectadas por estados de ánimo negativos pueden tener miedo de ciertos eventos como la muerte, ruptura , pérdida , o fracaso.

El miedo figura como factor contribuyente o síntoma de afecciones como:

Algunas personas pueden incluso experimentar un tipo de miedo conocido como fobia, que puede describirse como un miedo intenso y, a veces, irracional a un lugar, objeto o animal específico. El miedo que uno experimenta con una fobia a menudo es desproporcionado con la amenaza de la cosa temida.

Si experimenta un miedo continuo o debilitante, puede ser útil reunirse con un terapeuta o consejero . La terapia puede ayudarlo a descubrir si su miedo es causado por un problema de salud mental subyacente o permitirle abordar y resolver lo que lo está causando.

Referencias:

  1. Adolphs, R., Tranel, D., Damasio, H. y Damasio, A. R. (1995). Miedo y la amígdala humana.La Revista de Neurociencia, 15(9), 5879-5891. Obtenido de http://emotion.caltech.edu/papers/AdolphsTranel1995Fear.pdf
  2. Bocanegra, B. R. y Zeelenberg, R. (2011). Las señales emocionales mejoran los efectos de la atención en la resolución espacial y temporal.Boletín y revisión psiconómica, 18(6), 1071-1076. http://doi.org/10.3758/s13423-011-0156-z. Obtenido de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3219868
  3. De Groot, J. H. B., Smeets, M. A. M. y Semin, G. R. (2015). El sistema de estrés rápido impulsa la transferencia química del miedo del remitente al receptor.PLoS ONE, 10(2). doi:10.1371/journal.pone.0118211